El Camino de Santiago

Descubre el Camino, una experiencia que cambiará tu vida, haz cualquiera de las rutas hacia Santiago de Compostela!

CaminosVer más

El Camino de Santiago

Conoce que qué es el Camino, un viaje que puede ser una aventura, una peregrinación, una experiencia de vida

El Camino de Santiago: ¿Qué es? ¿Un viaje, una aventura, una peregrinación, una experiencia de vida?

El Camino de Santiago es todo esto y mucho más. Es un maravilloso recorrido a través de distintos caminos de España, Francia y Portugal, cuya meta es la tumba del Apóstol, en la ciudad de Santiago de Compostela.

Originado inicialmente en la fé católica, las motivaciones actuales para realizar el Camino de Santiago pueden ser muy diversas; sin duda muchos peregrinos todavía realizan la peregrinación a Santiago movidos por un sentimiento cristiano, pero muchos otros lo emprenden por espíritu de aventura o por interés turístico en llegar y conocer, luego de recorrer maravillosos lugares, la fascinante ciudad de Santiago de Compostela que, por sus monumentos románicos y góticos, ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad.

Un poco de historia sobre el Camino

Se dice que Santiago, uno de los 12 apóstoles, predicó el cristianismo durante muchos años en la Península Ibérica. De vuelta en Palestina fue decapitado por el rey Herodes Agripa; fue entonces que sus discípulos Atanasio y Teodoro, transportaron en barco su cuerpo sin vida, de regreso a los lugares de su predicación, y le dieron sepultura.

En el año 813 un eremita de nombre Pelayo vio, durante varios días, una lluvia de estrellas fugaces en una colina y, en un sueño se le reveló que, en el sitio donde veía las luces, se encontraba la tumba del Apóstol. Descubierta la tumba, Teodomiro, el obispo local, confirmó la veracidad del incidente. La noticia pronto llegó a oídos del Papa y de los principales monarcas católicos de la época.

Y así comenzó el culto de Santiago. Se construyó una pequeña iglesia en el sitio de la tumba

Declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Camino de Santiago

y pronto se levantó, en torno a ella, una ciudad que todavía se llama Santiago de Compostela (de Campus Stellae, campo de estrellas).

La peregrinación a Santiago

Poco a poco la historia se fue extendiendo a todos los rincones de Europa, convocando cada vez más y más peregrinos. Evidentemente durante la Edad Media los caminos no eran lo que hoy en día, no existían las señalizaciones y la seguridad no estaba garantizada. Pero poco a poco se fue desarrollando una “red de servicios” para los peregrinos. Se construyeron iglesias, monasterios, viviendas, hogares, hospitales y casas de huéspedes, muchos de los cuales todavía pueden verse hoy. A lo largo del camino nacieron pueblos y ciudades; se construyeron puentes y caminos. Y muchas órdenes hospitalarias, principalmente los templarios, se ocuparon de protejer a los peregrinos de los ataques de bandidos.

La peregrinación a Santiago tuvo períodos de auge y decadencia. En el siglo XVIII se inició un declive gradual, se abandonaron la mayoría de los refugios; otros cambiaron de uso. Pero a principio de los años 80 del siglo pasado, comenzó un progresivo auge, al que contribuyó decisivamente, en 1989, la visita a Santiago de Compostela del Papa Juan Pablo II, coincidiendo con el Día Mundial de la Juventud: medio millón de jóvenes de todo el mundo se reunieron en Santiago, la más alta concentración de peregrinos jamás registrada. El Camino de Santiago de Compostela, fue declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad en el año 1993.

Desde entonces el flujo de peregrinos ha aumentado gradual e inexorablemente. Aunque las motivaciones ya no sean las mismas.

Bienvenidos al Camino de Santiago!